Sombra aquí, sombra allá. Maquíllate, maquíllate.

¡Hola, amantes del buen gusto!

Mecano, uno de los grupos de mayor éxito de España, ya lo decía:

No me mires, no me mires
no me mires, no me mires, déjalo ya
no he dormido nada esta noche
y tengo una cara que no puedes mirar
porque te vas a horrorizar
Mira ahora, mira ahora
mira ahora, mira ahora puedes mirar
que ya me he puesto maquillaje
y si ves mi imagen te vas a alucinar
y me vas a querer besar
Sombra aquí, sombra allá
maquíllate, maquílllate
un espejo de cristal
y mírate y mírate…

Y es que algunas mujeres nos vemos mejor con un toque de maquillaje que nos siente bien, sobre todo en estas fiestas. Ni mucho, ni poco. Lo ideal es encontrar la cantidad justa de maquillaje para cada tipo de piel y los colores que mejor nos sientan.

Hoy he querido hacer un post dedicado a las chicas, como anteriormente hice uno dedicado a los chicos. Algunas me habéis pedido un post de maquillaje, vestidos, tratamientos… Algo que me gusta mucho y que en estas fechas considero muy importante ya que nos gusta ponernos muy guapas para los eventos que están por venir como las fiestas de fin de año.

Para mí, arreglarse para un evento es un ritual de mimos hacia una misma. Como diría la actriz Ana Milán un “yo-mi-me-conmigo”. Imprescindible para estar relajada, hacerlo porque te gusta y disfrutando del proceso. Una renovación de piel, de mente y de alma.

Yo recomiendo leer algunas revistas de moda antes porque siempre nos están propiendo un montón de tratamientos que podemos hacer en casa, otros en sitios de belleza y muchos productos novedosos para comprar. En Vogue tenéis muchos artículos interesantes como qué barra de labios escoger y cuáles son las tendencias.

Algunos tips para estar bella una noche de fin de año:

  1. Preparar la piel unos días antes del evento. Imprescindibles los exfoliantes tanto de cuerpo como de cara para eliminar impurezas y tener una piel lo más limpia posible. Mi exfoliante de cara es de sal marina y extracto de ostra, y el de cuerpo es un exfoliante de mango. Después, una mascarilla de cara también para limpiar y dejar una textura muy suave. Las podéis encontrar tanto en sobre como en tubo. La mía es de Kiko Milano, tienen varios tipos hasta antiarrugas. Y, por último, crema hidratante facial y corporal, la que más os guste y sea específica para vuestro tipo de piel.
  2. ¡Uñas! También recomiendo ir preparándolas unos días antes. Es mejor dejarlas sin pintar por lo menos una semana antes, ir cortándolas, limándolas… Utilizad un aceite endurecedor para sanearlas, quedan muy bien. Y también crema de manos para tenerlas suaves e hidratadas. La mía es de flor de cerezo, almendra y vainilla. Es la mejor que he encontrado hasta ahora. En cuanto a los esmaltes, he encontrado unos bastante buenos de efecto gel en 2 pasos de Deliplus, como la crema de manos.
  3. Maquillaje de noche. Debemos comenzar un producto específico para que el maquillaje -en forma de crema– quede bien fijado al rostro y suele ser efecto lifting. Luego, lo mejor para mí, es una BB cream porque tiene un tacto suave y se funde muy bien con el tono de piel, no parece que lleves color artificial. Además fija muy bien los polvos de colorete y el iluminador. La sombra de ojos puede ser con brillo. Yo me pongo una sombra de ojos que cubra más el ojo como base y encima la sombra de ojos más oscura que quiero lucir. Para nochebuena utilicé una sombra de ojos rosa como base y una negra con brillo encima. El lápiz de ojos estrella es el negro. También me gusta usar eyeliner si se va a ver más. Imprencindible para mí un rizador de pestañas, como nos vamos a maquillar bastante, utilizamos sombras de ojos y delineador, es importante que se vean bien las pestañas también. El mundo de las máscaras de pestañas es inmenso, así que coged el que más os guste y cumpla con vuestras necesidades. El lápiz de cejas que sea marrón oscuro para las que somos morenas y más claro para las rubias, pero nada de colores raros con brillos nacarados que se ponen algunas señoras. Se trata de que no se note y vuestras cejas queden lo más natural posible. El colorete y el iluminador como toque final. Depende la ropa que vayamos a llevar nos irá bien un color u otro de colorete. Mis preferidos son el rosa y el marrón. Barra de labios, en mi caso, roja o rosa que sean mates. Pero también tenemos los gloss que aportan un brillo especial a nuestros labios.
  4. Como una princesa del siglo XXI. Elegid un modelito que os siente bien, acorde con las formas de vuestro cuerpo, que sea cómodo, no os sintáis difrazadas ni os pongáis algo con lo que nos os sentís identificadas solo porque sea nochevieja y haya que vestir así. Aquí entra en juego el buen gusto de cada una y la elegancia innata con la que una nace. Los outfits más elegidos para esta fechas son los vestidos de cóctel de distintas texturas como las lentejuelas o la purpurina, con escotes en la espalda, con manga más larga o tirante fino, los monos que desde el año pasado se pusieron muy de moda, los culottes perfectos con zapato tipo botín, pantalones de pierna ancha típicos de los 70…
  5. Joyas. Los complementos van en función de los colores de la ropa pero también de la forma. Por ejemplo, si un vestido tiene mucho brillo y el escote es cerrado es mejor no ponerse collar ya que la prenda llama la atención por sí sola, pero sí podéis combinarlo con unos pendientes largos y anillos vistosos. En cambio si el vestido, top o mono es de un color básico como el negro podéis poner un collar largo o corto que destaque. Es importante jugar con la prenda y el complemento porque eso hará que el outfit sea perfecto.

 

mesa_maquillaje
Preparación del maquillaje y bisutería.

 

maquillaje_dia_atelier_buen_gusto
Maquillaje con eyeliner negro y pintalabios rojo. Kiko Milano y Etnia.

 

maquillaje_de_noche_atelier_buen_gusto
Maquillaje con sombra rosa y negra, labios y colorete rosa.
outfit_atelier_buen_gusto
Vestido de Suite Blanco. Anillo de Tous.

 

Disfrutad de vuestra perfecta noche de fin de año. ¡Feliz 2016!

Un saludo,

Angie.

Anuncios

Sorbete de Gin Tonic

¡Hola amantes del buen gusto!

Esta semana os traigo otra receta, a lo mejor puedo parecer un poco pesada pero es que es la época y mi fuerte siempre han sido los postres. Quiero que tengáis al menos 2 opciones para elegir que postre hacer en vuestros eventos navideños.

Hace algo más de un mes encontré la receta del sorbete de gin tonic y directamente pensé en publicarla en el blog para compartirla con vosotros. Ya sé que éste no es un blog de recetas pero es verdad que el elemento principal de las reuniones en navidad es la comida. Parece que sin comida no habría evento navideño familiar. Y sé que a muchos de vosotros os inspira.

Por todo ello, me gustaría tomar prestada esta genial y facilísima receta de “El comidista”, blog de El País a cargo de Mikel López Iturriaga y su equipo.

Os dejo un fragmento del post tan bueno de ANA VEGA ‘BISCAYENNE‘ sobre el sorbete de gin tonic:

Tomémonoslo pues con resignación y hagamos frente a esta perversidad de la mejor manera posible: tomando un copazo. O planificando el temido menú de fiestas, que también vale. Para las dos opciones sirve esta receta, heredera de esa temible innovación navideña de los noventa que fue el sorbete de limón al cava. Vendido como una exquisitez que limpiaba el paladar entre plato y plato de interminables banquetes de boda o Nochebuena, el pobre sorbete acabó siendo una mezcla infame de helado de limón industrial con Rondel Oro (o Verde). Servido en copas de champán, como manda la tradición de las páginas en blanco y negro del Hola. Gracias a él las abuelas se ponían piripis antes del cordero asado, levantando el meñique a lo Pitita Ridruejo.

Y ahora, ¡vamos con la receta!

Ingredientes (4 personas):

  • 100 ml de agua
  • 100 g de azúcar
  • 200 ml de tónica
  • 40 ml de ginebra (3 cucharadas)
  • Ralladura y zumo de 1 lima
  • Zumo de medio limón
  • 2 claras de huevo

Preparación:

  1. Disolver completamente el azúcar en el agua dentro de un cazo a fuego medio. Dejar enfriar.

  2. Cuando el almíbar esté frío, añadir el zumo de lima y limón, la ralladura, la tónica y la ginebra. Lo mezclamos bien y lo metemos en un recipiente hermético en el congelador por lo menos 3 o 4 horas, hasta que el líquido empiece a cristalizar.

  3. Montar las claras de huevo con una pizca de sal y mezclarlas con el sorbete a medio congelar.

  4. Después de añadir las claras a nuestra mezcla de sorbete, volver a tapar el recipiente hermético y al congelador.

  5. Sacar el sorbete del congelador en el momento de servirlo, repartir en copas y adornar con rodajas de lima.

sorbete_gin_tonic
Resultado final. Foto: El gin y el ñam. ANA VEGA ‘BISCAYENNE’.

Espero que os haya gustado esta receta tanto como a mí. Mucho ánimo y suerte con la organización de vuestros eventos, en 6 días llega la hora de la verdad y tiene que estar todo listo. Cualquier duda, incertidumbre o necesidad que tengáis cual principiante en esta carrera de obstáculos que es la organización de eventos, contad conmigo. La próxima semana post de cositas para chicas para estar perfectas una noche de fin de año.

¡Feliz fin de semana!

Un saludo,

Angie.

Sorbete de uva al toque de champagne

¡Hola, amantes del buen gusto!

La semana pasada hablábamos del menú para un evento navideño. Y esta semana me gustaría daros la receta de un postre para que podáis poner en práctica el primer menú que propuse.

Se trata de un postre que el año pasado elaboramos por primera vez para la cena de nochebuena y que nos dio un excelente resultado. En mi casa tratamos de hacer postres que no sean muy pesados a base de fruta para hacer más ligera la digestión de todos los platos.

En años anteriores habíamos probado la elección de brochetas que combinarán distintas frutas pero, es verdad que pelar tantas clases de frutas tropicales para 20 comensales se nos hacía bastante cuesta arriba por lo que pensé solo en 2 frutas que quedasen elegantes: la fresa y el melón. Y la base: sorbete de uva con un pequeño toque de champán. Es recomendable hacer esta receta en Taurus Mycook, Thermomix, u otra marca porque os será más fácil y la textura queda mejor.

Ingredientes para la brocheta de frutas:

  • Fresas.
  • Melón.

Ingredientes para el sorbete de uva:

  • 500 g de uva roja.
  • 40 g de agua.
  • 100 g de azúcar.
  • 1 clara de huevo.
  • Champagne o cava.

Elaboración:

  1. Lavar, pelar y quitar las pepitas de las uvas. Una vez preparadas se congelan previamente a la elaboración del sorbete.
  2. Ponemos el agua y el azúcar en el recipiente del robot de cocina 8 minutos, velocidad 2 a 100 grados. Una vez hecho reservar en un bol y dejar enfriar.
  3. Poner en el recipiente del robot de cocina las uvas congeladas y la clara de huevo 30 segundos a velocidad 10 para que se trituren bien, mover con una espátula.
  4. Agregar la mezcla que teníamos reservada en el bol y mezclar 15 segundos a velocidad 7. Echar un chorrito de champán e ir probando hasta encontrar el punto que os guste. Después verter la mezcla final en un recipiente hermético y guardar en el congelador hasta servir.
  5. Lavar las fresas y cortar la parte superior de las hojas. Las pincharemos enteras en el palo de madera de la brocheta. Pondremos 2 fresas por brocheta intercaladas con el melón.
  6. Para el melón utilizaremos un utensilio vaciador de fruta también llamado sacabolas, sacabocados o cuchara parisina. Hacemos bolitas de melón para luego insertar una por brocheta.

Lo ideal a la hora de montar el plato es utilizar una copa para helados. Pondremos una bola de soberte de uva y una brocheta por copa. También podéis poner una hoja de menta o los toppings que más os gusten, así como otras decoraciones.

sorbete_uva_champagne2
Emplatado del sorbete y las brochetas.

 

sorbete_uva_champagne
Presentación final.

Espero que este post os sirva de inspiración para crear y desarrollar los mejores postres para un perfecto evento navideño. Tenéis en vuestra mano la posibilidad de sorprender por la vista y por el gusto.

¡Feliz fin de semana!

Un saludo,

Angie.

Eventos en Navidad III: El menú

¡Hola, amantes del buen gusto!

Bienvenido diciembre, bienvenida la navidad. Ahora sí que sí entramos de lleno en la época navideña. Ya hemos visto el anuncio del sorteo de lotería, el anuncio de Freixenet, han encendido las luces de la capital y nosotros, como últimamente, seguimos con nuestro plan de hacer el evento navideño perfecto. Are you ready?

El menú es una cosa que hace que nos rompamos la cabeza a pensar y las manos a trabajar. Quizá es la parte más pesada de pensar y elaborar pero si sale bien conquistaremos el estómago de nuestros invitados, y ellos nos lo valorarán y agradecerán. Eso es algo muy gratificante al final de la velada, sobre todo por el esfuerzo que le dedicamos a los que más queremos.

Me gustaría hacer algunos apuntes en cuanto a la cantidad, calidad y ahorro tanto de materias primas como de dinero para el menú de las próximas festividades:

  1. Para elaborar un buen menú lo primero que tenéis que hacer es calcular lo más exactamente posible el número de comensales para que no sobre ni falte comida.
  2. Ser realistas. Si no podéis comprar percebes porque a fin de mes no vais a tener ni para el pan, no los compreís. Comprad algo que se ajuste a vuestro presupuesto. Recordad que la elegancia y el buen gusto en nuestra mesa lo ponemos nosotros.
  3. No hagáis platos muy difíciles que no habéis hecho nunca, es una noche para que salga todo lo más perfecto posible. Además hay que disfrutar y no sufrir por ser los más originales y los mejores chefs del mundo.
  4. Buscar las ofertas. Aunque en navidad todos los productos de alimentación que consumimos suben siempre hay diferencias de precio y calidad en los distintos supermercados que todos conocemos. Si vamos ahorrando unos céntimos de aquí y de allá, ahorraremos bastante del presupuesto total. Tampoco hacer falta ser crute ¡eh!, ya me entendéis.
  5. Elegid unos entrantes -tampoco muchos-, un plato principal y un postre. Después, en la hora de copas podéis poner un pequeño aperitivo para los que se queden con hambre y lo den todo en la pista a altas hora de la madrugada.
  6. Por favor, preguntad a los invitados por sus alergías o intolerancias. No queremos salir a media noche hacia el hospital. Hoy en día podemos hacer ricos postres para celíacos, diabéticos e intolerantes a la lactosa o alérgicos a frutos secos. Cuidado con el tema del anisakis en los pescados. Y por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de los vegetarianos o veganos.
  7. No os volváis locos haciendo un gran número de platos según las preferiencias de cada invitado. Haced un menú sencillo que pueda gustarle a todo el mundo. Haced solo excepciones con los alégicos e intolerantes, y con los niños. También se puede preparar algún plato para los que no coman carne o pescado, al igual que podemos hacer una carne y un pescado para tener 2 opciones de plato pricipal.

A continuación os doy dos sugerencias/opciones de menú:

Menú 1:

Entrantes:

  • Ibéricos: Jamón, lomo, chorizo…
  • Selección de quesos (los que más os gusten): Semicurado, curado de oveja, de cabra, brie…
  • Marisco: Langostinos cocidos, gambas cocidas…
  • Salmón ahumado.

Sorbete de limón.

Plato principal:

  • Entrecot de buey a la piedra con guarnición de cogollos con ventresca.

Postre:

  • Bocheta de fresas y melón con helado de uva al toque de cava.

Bebidas:

  • Vino blanco Rueda verdejo, vino tinto Rioja o Ribera del Duero, cava semiseco extra Codorniú, sidra El Gaitero.

eventos_navidad_menu1

 

Menú 2:

Entrantes:

  • Gambón a la plancha.
  • Berberechos al vapor.
  • Gulas.
  • Selección de quesos
  • Jamón ibérico.

Sorbete de mojito o mango.

Plato principal:

  • Cordero asado con guarnición de espárragos trigueros y lombarda.

Postre:

  • Brocheta de frutas tropicales sobre helado de frambuesa.

Bebidas:

  • Vino blanco Alma de Valdeguerra o Bach, vino tinto Rioja crianza Cune, cava Brut o semiseco Freixenet, sidra El Gaitero.

eventos_navidad_menu2

 

Estamos en navidad y eso es sinónimo de solidaridad. Hace una semana escuché de mano de la periodista Raquel Sánchez Silva que más de 2.000.000 de niños viven en el umbral de la pobreza en España. Así que no desperdiciemos nuestros alimentos esta navidad y si podemos, colaborar con alguna ONG donando alimentos para evitar la pobreza infantil que nos está dejando esta nefasta crisis.

Espero que os haya gustado este post y lo compartáis mucho con todos vuestros amigos. Las próximas semanas traigo recetitas de postres para que hagáis en nochebuena, navidad, nochevieja, año nuevo…

Por último, me gustaría saludar a mis lectores estadounidenses que el pasado miércoles me dejaron 30 visitas en el blog. Gracias por leerme desde el otro lado del océano. Poco a poco vamos aumentando la familia bloguera.

¡Feliz fin de semana!

Un saludo,

Angie.